Residencias en España
lunes, 25 de abril de 2011 - 17:14

La situación en España ha variado en el periodo de 2000 hasta la actualidad, la situación de la crisis económica ha hecho cambiar las intenciones del legislador español, además, la UE  también regula muchas normas, que  antes estaban reguladas por las normas internas del país, pero cedidas a la UE por el Tratado de adhesión en 1985.  Estas normas  en las circunstancias actuales pueden estar  modificadas, o en muchas ocasiones hasta suprimidas, porque la UE pretende regular el flujo migratorio y asimismo también protege el empleo para sus nacionales y residentes legales.

La residencia en España es la posibilidad de residir de forma legal  en el territorio español, desplazándose por todo el país, y estar en cualquier parte  de la UE sin necesidad de obtención del visado por un periodo que no supera 3 meses.

La persona titular de autorización de residencia debe estar residiendo físicamente en territorio español durante todo el año, el periodo de ausencia del país  no debe superar  los 90 días al año. Esto es  lo principal para poder renovar la tarjeta. La autorización de residencia en España no está concedida para tenerla por el mero capricho, está para residir y establecer el domicilio habitual en este país. No confundamos la autorización de residencia con la residencia fiscal. Es la mayor confusión entre los extranjeros extracomunitarios, el  NIE (numero de identificación de extranjero) del que disponen muchos de ustedes no es más que el número fiscal del obligado tributario. Hablando claro, este número se asigna para pagar los tributos por tener propiedades en el territorio español.  Este NIE es un folio blanco con los datos personales del extranjero y un número en un marco de color negro.  La residencia fiscal está regulada por las leyes tributarias españolas que marcan el periodo de tiempo cuando el extranjero tributa en España como no residente.

Otra cosa es la TIE (tarjeta de residencia del extranjero) donde está plasmado el numero de NIE  (número de identificación de extranjero) y el  número de residencia que empieza desde la letra E y tiene 8 dígitos. 

La residencia se diferencia en dos tipos, la temporal y la permanente, que se denomina como larga duración.

La tarjeta temporal es la residencia inicial por el periodo de un año, renovable por otros dos años y vuelve a renovarse por otros dos años más. La situación de residencia temporal se concederá al extranjero que acredite disponer de medios de vida suficientes para atender sus gastos de manutención y estancia, incluyendo, en su caso, los de su familia, durante el período de tiempo por el que la solicite sin necesidad de realizar actividad lucrativa, se proponga realizar una actividad económica por cuenta propia o ajena y haya obtenido la autorización administrativa para trabajar, o ser beneficiario del derecho a la reagrupación familiar.

 Por estar residiendo durante los 5 años de forma legal le darán la tarjeta permanente (larga duración) que se renueva cada 5 años. La autorización de residencia de larga duración autoriza a residir y a trabajar en España indefinidamente y en igualdad de condiciones que los españoles.

<< Navegar a lunes, 25 de abril de 2011 Añadir Comentario Nuevo
No se encontraron registros        
Añadir Comentario Nuevo
Su nombre   
Asunto   
Contenido   
*Campos obligatorios

enero de 2011
febrero de 2011
marzo de 2011
abril de 2011
mayo de 2011
junio de 2011
julio de 2011
agosto de 2011
septiembre de 2011
octubre de 2011
noviembre de 2011
diciembre de 2011
HomeBlogServiciosConsultasContáctenos